Paulo Succar Derecho Empresarial se fundó en 1996 con la intención de ofrecer a sus clientes y consultores un trato cuidadoso, atento y personalizado. El valor ético y la rectitud profesional completan los valores que guían las acciones de los profesionales de este despacho.

Durante estos quince años hemos construido nuestra reputación como uno de los despachos de abogados más respetados del país, con experiencia reconocida en las áreas relacionadas con la ley.

Paulo Succar, su fundador y socio principal, combina la práctica de la ley con el trabajo académico y así surge la característica principal de la empresa: proporcionar servicios legales a sus clientes con una visión académica, técnica, legal y con sentido pragmático y creativo.

En línea con las características de su fundador el bufete presentase como un instrumento facilitador para las decisiones de los clientes, ayudándoles analizar los riesgos y compartir resultados por ellos obtenidos, ya que su fundador e los miembros de Paulo Succar Advocacia Empresarial cuentan con un espíritu colaborativo porque además del conocimiento específico, poseen conocimientos sobre otros temas e disciplinas. Los retos de los clientes actualmente van más allá de una análisis fría y objetiva de contratos, o de aspectos societarios, o aún, de controle de disputas judiciales. En los días de hoy las cuestiones, los retos son interdisciplinares y Paulo Succar Advocacia Empresarial esta preparado a aconsejar jurídicamente el cliente mismo cuando el derecho se imbrica con finanzas, logísticas, o recursos humanos, orientando nuestra actuación a los objetivos y demandas de todas las áreas del cliente.